Apr 16

Falsos bautizados

Así también nosotros somos falsos bautizados, judíos de nombre, pero realidad otra cosa, sin sentir de acuerdo con nuestro discurso, lejos de servirnos de lo que predicamos, de lo cual nos envanecemos como si lo supiéramos. Así, sin ser capaz siquiera de cumplir la misión de hombres, asumimos la de filósofo, carga tan pesada como si alguien que no fuera capaz de levantar 10 libras pretendiera cargar la piedra de Ayante. Epicteto, Disertaciones, libro II ix 21, 22.

 

Apr 16

Huérfano

Si la divinidad te confiara un huérfano, ¿Te despreocuparías de él de esa manera? Te ha entregado a ti mismo y te dice: «no encontré a nadie más digno de confianza que tú; guardármelo tal y como nació: respetuoso, digno de confianza, elevado, impertérrito, impasible, imperturbable». ¿Y tú no lo guardarás? Epicteto, Disertaciones, libro II, viii 23.

Apr 07

Filosofía

Habermas no ve a la filosofía como una disciplina privilegiada, con prioridad sobre las ciencias naturales.    La tarea de la filosofía es trabajar cooperativamente a lado de las ciencias sociales y naturales, de donde ella extrae su material. 

 

Gordon Finlayson, James, HABERMAS a Very Short Introducction, Oxford University Press, New York, 2005, p. 31.

Apr 07

Sociedad

El mundo social no es un objeto o una colección de objetos, y no es, estrictamente hablando, algo fuera de nosotros,  más bien, es un medio que habitamos. El está “en” nosotros, en la forma en que pensamos, sentimos y actuamos , igual que nosotros estamos “en” el.

 (parafraseando a Jurgen Habermas ).  Gordon Finlayson, James, HABERMAS a Very Short Introducction, Oxford University Press, New York, 2005, p. 30.

Mar 14

Reconocimiento social

Miércoles, 14 de marzo de 2012

Reconocimiento social

¿Por qué nos agrada el reconocimiento social?  Usted que está leyendo  estas líneas, si es sincero consigo mismo, aceptará que el reconocimiento social le resulta agradable.

Solo que, en nuestros tiempos, el reconocer que nos agrada tal reconocimiento, no es muy bien visto socialmente,  por lo tanto, decimos  a los demás, que a nosotros no nos gusta, o que, cuando menos, no nos gusta mucho. Y que por lo tanto no lo buscamos ni pretendemos hacerlo.

Entonces, ¿es bueno o malo buscar reconocimiento social? ¿Por qué nos gusta el reconocimiento social? ¿Por qué lo buscamos con tanto afán?

Podemos inferir, que en la evolución humana, los individuos que eran apreciados socialmente tenían  una serie de ventajas sobre los menos apreciados: recibirían más cuidados, apoyo,  protección, etc. Cosas, todas ellas que habría permitido a tales individuos sobrevivir.

Así la  especie desarrolló un gusto por el reconocimiento social, pues además de los beneficios inmediato de protección , placer y apoyo, producto de las muestras de aprecio de los demás, podemos  inferir, que estos individuos apreciados tuvieron mejores condiciones para seguir con vida y desarrollarse mejor, así que podemos concluir que  a través  de los miles de años que tiene la raza humana, estas ventajas forjaron una preferencia, que  se ha  convertido  en una característica  de la especie humana, de inclinación y gusto por el reconocimiento social, que se formó tanto por los beneficios y placeres que proporciona de manera inmediata, como por el benéfico que representa para  la sobrevivencia de la especie, no del más fuerte, sino del más apreciado en este caso.

Así que seria bueno que dejáramos de avergonzaros y  de negar en nosotros  este impulso humano, pues además de natural e inevitable, es útil y muy agradable. Se parece mucha a otro impulso, otrora muy negado… el sexual.

En la siguiente publicación, reflexionaremos sobre, ¿Cómo obtener el reconocimiento social de manera sana?

Jorge Alberto Ornelas Lizardi

jorgeornelas@hotmail.com

www.jorgeornelas.com

Mar 12

Los mafia-partido políticos mexicanos

El sistema de partidos políticos con el que funciona la política mexicana ya no da para más. Un grave problema, entre los muchos que genera, es la falta de opciones en cuanto a la calidad de los candidatos que ofrece  a la sociedad.

Y es que, desafortunadamente, los políticos, con contadas excepciones, que han formado parte de TODOS los partidos políticos, han actuado de manera ineficiente, indolente, falsa, y corrupta.

Esas personas son las que han detentado el poder en los partidos políticos, partidos, que más se asemejan a mafias delincuenciales, a las que para pertenecer a ellas hay que cometer, cuando menos, una fechoría , y si son más, y mas graves mejor.

Eso provoca que a las personas honestas, trabajadoras, con autentica vocación de servicio y preparación, les sea prácticamente imposible participar del gobierno de la nación, pues,  ¿quién querría unirse a una banda de pillos y además volverse delincuente para poder gobernar?

Los miembros de los partidos alegan defender ideologías, todos sabemos que eso es falso, los partidos en México tiene ideologías que nunca respetan, así, los de la derecha dicen rebasar por la izquierda; y los de izquierda visten ropas importadas, y besan las manos de los curas cuando les conviene.

No, señores de la política, ustedes no quieren candidatos ciudadanos,  porque quieren seguir medrando impunemente con sus mafia-partidos. Quieren seguir “gobernado” para enriquecerse mientras el país se hunde en el crimen y la mísera.

Y es por ese sistema de mafia-partidos, que nos encontramos con los candidatos que nos han impuesto para la presidencia de la república:

Opción  uno, un ignorante iletrado, producto de lo mejor de lo peor de las mafias priistas, con el que nos espera un nuevo despilfarro quinquenal, para terminar con una deuda colosal y una devaluación mayúscula al fin  del sexenio.

Opción dos, una mujer frívola, que viste aretes de $100’000 en un país donde hay millones de conciudadanos en condiciones de pobreza extrema, una mujer de sonrisa falsa, poca preparación y pobres propuestas, que además arrastra los desaciertos de su antecesor.

Opción tres, un “Izquierdista” que cuando gobernó el DF, puso en fideicomisos secretos las cuentas de algunas obras publicas, que cuando no le gustan algunas cosas, manda al diablo a las instituciones , y que ahora , después de todo eso, quiere una república amorosa, que promete que complacerá a todos y respetará, ahora sí, a las instituciones.

Opción cuatro, el “Juanito” de Elba Esther Gordillo. Dándole el beneficio de la duda, un ciudadano honesto, que hace su primer acto al filo de lo moral,  al aceptar una candidatura de relleno, “y si ganas, te quitas y me pones a este otro o haces lo que yo te diré.”

En elecciones anteriores nos habíamos acostumbrado a votar por el menos peor, por el que considerábamos  menos ladrón, menos mentiroso, menos dañino. Ahora no sabemos por quién votar. Las cuatro opciones son MUY MALAS.

Quizá, dentro de su esquizofrenia, López Obrador sea la única opción inteligente, dada la triste situación en la que se encuentra nuestra política y sus opciones.

Es urgente que la participación política se abra a todos los ciudadanos, para que no tengan que pasar por las garras corruptoras de los mafia-partidos políticos  mexicanos.

Jorge Alberto Ornelas Lizardi

jorgeornelas@hotmail.com

www.jorgeornelas.com

Mar 11

Internet, tecnología de punta y redes sociales 

Internet, tecnología de punta y redes sociales

Si usted está leyendo este articulo usted está más o menos inmerso, así sea a su pesar, en la tecnología.

En la película 2001 odisea del espacio, aparece una escena que ilustra  de que manera podría sucedido  el descubrimiento de la herramienta por el hombre. En la escena un hombre prehistórico descubre como usar un hueso como arma en contra de otro hombre. Podríamos también imaginar el uso de palos, piedras y cuerdas para alimentarse y protegerse y aun para divertirse (así como vemos a niños muy pequeños jugar con piedras o conchas).

Podríamos decir que usar herramientas es parte casi indisociable de ser humano o de comportarse como tal.

Internet, las redes sociales y la tecnología de punta  son herramientas, no son buenas ni malas por si mismas, lo que sí es cierto es que al ser instrumentos multiplicadores de las potencias humanas, pueden ser empleados para grandes beneficios o enormes daños.

Es prácticamente imposible regresar al estado salvaje y negarnos a usar palos y piedras, recordemos que son herramientas. Los palos y piedras se han usado para asesinar a millones  de seres humanos, pero también se han utilizado para proteger a millones de familias y comunidades.

Internet es una herramienta de comunicación , ¡comunicación ! Otra característica inseparable de lo humano. Los antecedentes comunicativos de internet los encontramos en las señales de humo y los mensajes acústicos de la tambores.

No podemos dejar de crear, no podemos dejar de utilizar herramientas, no podemos dejar de comunicarnos, es decir, no podemos dejar de ser humanos. Pues si dejamos de actuar como humanos, no seremos ni animales. Lo que sí podemos hacer es actuar de mejor manera y usar de manera mas inteligente y humana las herramientas de nuestra era pos moderna.

Permanecer Analfabeta digital,  alejado de las tecnologías y de la redes sociales es como haberse negado en su tiempo a usar una rueda.

Como en muchos otros asuntos, parece, que lo mejor esta en el medio, usar la tecnología para fortalecer el contacto humano, aumentar el conocimiento y difundir la sabiduría.

Muchas de las cosas de la tecnología son nuevas para TODOS, estamos aprendiendo a usarlas, en el sentido de no abusar y terminar dañándonos. ¿Quien de nosotros usuarios, no se ha preguntado si no es demasiado tiempo el que pasa frente a los artefactos tecnológicos?

No podemos volver atrás, será preciso que usemos nuestras mejores cualidades humanas para beneficiarnos enormemente de las poderosas herramientas que nuestra era nos ha proporcionando. El resultado no depende de las tecnologías, depende como siempre ha sido de lo que nosotros decidamos hacer con ellas.

 

Jorge Alberto Ornelas Lizardi

www.jorgeornelas.com

jorgeornelas@hotmail.com

Mar 09

Mujeres

“Las #mujeres carecen de los medios concretos para congregarse en una unidad que se afirmaría al oponerse. Carecen de un pasado, de una historia, de una religión que les sean propios, y no tienen, como los proletarios, una solidaridad de trabajo y de intereses; ni siquiera existe entre ellas esa promiscuidad espacial que hace de los negros de Norteamérica, de los judíos de los guetos y de los obreros de Saint-Denis o de las fábricas Renault, una comunidad. Viven dispersas entre los hombres, atadas por el medio ambiente, el trabajo, los intereses económicos, la condición social, a ciertos hombres -padre o marido- más estrechamente que a las demás mujeres.”

Simone de Beauvoir, El segundo sexo.