Sep 08

Idioteces

 

“Quiero darme cuenta de mis idioteces—y uso la TREC para lamentar pero no avergonzarme por eso. Quiero hacer ver que todos los humanos son extraordinariamente falibles—un principio central de la TREC—incluido yo por supuesto”

Ellis, Albert, All out! An Autobiography, Prometheus Books, New York, 2010, p. 19.

image

Aug 13

Guía para la reflexión filosófica

Guía para la reflexión filosófica

 

No es necesario una forma fija, un lugar específico ni un orden determinado. Es bueno elegir un orden pero este orden no tiene regla fija, la reflexión siempre es solitaria

refleccion

La reflexión filosófica consta de tres partes:

I.          Autorreflexión

II.          Reflexión trascendente

III.          Reflexión sobre lo que hay que hacer en el presente. también llamada Representación de la tarea

 

Autorreflexión:

  • Qué he hecho hoy
  • Qué he pensado hoy
  • Qué he  sentido hoy
  • En qué fui insincero conmigo mismo hoy
  • Qué quise evitar hoy
  • En qué no fui franco con los demás hoy
  • En qué estoy de acuerdo conmigo mismo
  • Qué puede realzarme (en el sentido de mejorarme)
  • Qué control tuve de mi mismo y cómo lo mantuve a lo largo del día

(Juzgar solo las conductas no mi yo  como un todo)

  • Cuáles son los  principios por los que quiero dirigirme.
  • Qué palabras quiero decirme repetidamente en:
    La ira
    La desesperación
    El tedio
    En las ocasiones en las que me pierdo a mi mismo

(Por ejemplo: Tener moderación, esperar Dios existe.)

 

Reflexión trascendente:

  • Siguiendo el hilo de la ideación  filosófica me cercioró del verdadero ser, de la divinidad.
  • Leo las cifras de la trascendencia (Dios)  con la ayuda de: la poesía, el arte, la representación filosófica
  • Trato de cerciorarme de: lo intemporal, lo eterno, de tocar el origen de mi libertad y ahí mismo al ser mismo.

 

“Todos los días deberíamos oír un poco de música, leer una buena poesía, contemplar un cuadro hermoso y si es posible, decir algunas palabras sensatas.” Goethe

 

 

Reflexión sobre lo que hay que hacer en el presente o representación de la tarea:

  • No pensar en los fines y sus minucias pues se pierde el sentido de lo circunvalarte
  • Reflexionar con un sentido comunitario, lo que gano en la reflexión para mí solo, aún si fuese todo, es como si no lo ganase.
  • A todo lo anterior (Autoreflexión, Reflexión trascendente, Representación de la tarea) hay que agregarle la apertura irrestricta a la comunicación.
  • Buscar constantemente la comunicación
  • Renunciar a mi autoafirmación.
  • Vivir en la esperanza de beneficiarme incontablemente  en la entrega
  • Ponerme constantemente en duda a mí mismo.
  • No estar seguro.
  • No aferrarme a un presunto punto fijo en mí.

 

 

Practicando lo anterior, Kart Jaspers dice que lograremos:

 

  • El hacernos presentes la claridad de nuestro amor, el requerimiento oculto de la divinidad y la patencia  del ser. Con esto obtendremos:
  • Quietud en medio de la permanente inquietud,
  • Confianza en el principio fundamental en medio de los espantosos infortunios,
  • Resolución inconmovible en medio de pasiones fluctuantes,
  • Lealtad en medio de momentos de tentación.

 

La reflexión nos da el  temple que nos sustenta en el día en medio de las infinitas actividades y del aparato técnico.

 

Bibliografía: Jaspers, Karl, La filosofia: Desde El Punto De Vista De La Existencia, FCE, México, 1953, Capitulo XI.

Feb 22

Sermones

“Parece que algunos de los enormemente complejos, difíciles de alcanzar o aun inaccesibles problemas pisco-lógicos, se resuelven, no con sermones sino por el mas simple y elemental entrenamiento fisiológico.”

 

 

Korzybsky, Alfred, Science and sanity, 3ª Ed., Institute of General Semantics, New York, 1948, 825 pp.p.317

 

Dec 15

Frustración

bvjbjbjk“En la vida se presenta un inconveniente tras otro, pero tú puedes superarlos, y sentir una profunda satisfacción  al hacerlo. Lograr algo valioso va a resultar en ocasiones  duro, tedioso y poco placentero. Pero tú puedes hacerlo. Solo los bebés demandan que cada minuto esté libre de incomodidad  o frustración; los grandes toleran la frustración y de manera realista la soportan como un aspecto inherente a la vida.”    Edelstein, Michael R.,  Three Minute Therapy, kindle,  L. 1436-42.

Nov 16

Sexo, drogas, juego, y chocolate

Sexo, drogas, juego, y chocolate

El uso de actividades y substancias para modificar el estado de conciencia es ancestral, estas actividades, su uso y abuso, aparecen documentadas por doquier en textos antiguos:

“Noé, que era agricultor, plantó la primera viña. Bebió su vino, se emborrachó, y se quedó desnudo dentro de la tienda”. (Génesis 9, 20-21).

“Sócrates en su discurso había hecho alusión a una cosa que él había dicho, cuando repentinamente se oyó un ruido en la puerta exterior, a la que llamaban con golpes repetidos; y parecía que las voces procedían de jóvenes ebrios y de una tocadora de flauta.

—Esclavos, gritó Agatón, mirad qué es eso; si es alguno de nuestros amigos, decidles que entren; y si no son, decidles que hemos cesado de beber y que estamos descansando. Un instante después oímos en el patio la voz de Alcibíades, medio ebrio. Platón, El banquete, 351.

La lista de esas actividades y substancias es muy extensa, algunas actividades: juegos de cartas, ruleta, sexo, trabajo, ejercicio, jalarse el pelo, masturbación, ver novelas, coleccionar objetos, internet, bailar, lotería, romances… Substancias: alcohol, vino, tabaco, café, mariguana, esteroides, comida, solventes, aire comprimido… y cientos más, si no es que miles más.

Ya algunas de esas substancias tuvieron su época de prohibición, eso nunca solucionó el problema de su abuso. El uso y el abuso es un asunto que nació con el descubrimiento de los efectos de la substancias; el uso persistirá, pues éste no es dañino por sí mismo, el daño resulta del abuso, de la adicción a la substancia.

¿En quién está la responsabilidad del abuso de las drogas? Si un joven roba, él es responsable de su acto, y por lo tanto a él es a quien se le castiga, no a sus padres, no a sus maestros, tampoco a sus gobernantes.

La mayoría de nuestras sociedades han aceptado que a partir de los 18 años somos responsables de nuestros actos, es decir, adultos responsables. El problema es que, en contradicción con eso, respecto al uso de las drogas, se quiere tratar a los adultos como niños, ese es el meollo del asunto.

Mientras no se libre a nuestras sociedades y a sus miembros mayores de edad a su responsabilidad adulta, mientras sus gobiernos los quieran “proteger” de ellos mismos, nuestras sociedades seguirán en un estado de inmadurez, pues no se les da la oportunidad de pasar por la experiencia del aprendizaje del propio error. Experiencia que los padres han sabido siempre que es necesaria para que los niños desarrollen responsabilidad, libertad y madurez.

Si queremos sociedades adultas y maduras, démonos el trato que corresponde a los adultos. Los mayores de edad saben lo que les beneficia y lo que les daña y escogen en consecuencia, la posibilidad de elegir mal es un riesgo que tenemos que dejar en las manos de sociedades maduras.

Despenalicemos el uso de las drogas, cuidemos y eduquemos a nuestros niños, informemos extensa e intensivamente a la sociedad y que cada quien elija sus conductas y afronte las consecuencias.

jorge alberto ornelas lizardi