Dec 19

Cómo hablar con los políticos

guerra“Es inútil atacar directamente a la política demostrando hasta que punto sus prácticas están en conflicto con la moral y la razón. Esta clase de razonamiento convence a todos, pero no cambia a nadie. … Considero preferible seguir un camino indirecto y tratar de trasmitir a los grandes un disgusto por ciertas prácticas políticas mostrando cuán poco de lo que producen es útil”.

Montesquieu.  Citado por: Hirschman, Albert O., Las pasiones y los intereses, [Trad. De Eduardo L. Suárez], FCE, 1978, p. 84.

Dec 16

Guerra Religiosa

Cuautla, Morelos a 16 de diciembre del 2011.-

El desempeño de los diputados de la actual legislatura ha sido  deficiente tal como lo evidenció  la tardanza de más de  un año y meses para nombrar 3 consejeros electorales.  Ahora olvidándose, o tal vez nunca se enteraron,  de todo el sufrimiento y sangre del pueblo de México que costo la separación Iglesia Estado,  pensado solo, quizá, en las próximas elecciones.  Aprueban modificaciones  al artículo 24 constitucional, que entre otras cosas, permitirá a las asociaciones religiosas difundir sus ceremonias en medios de comunicación o, incluso, como advirtió la diputada del PRD, Enoé Uranga, pueden exigir concesiones para radio y televisión.

De esta manera, Los diputados de la actual legislación socaban enormemente esta separación que tanto costó y ponen en grave peligro la paz social del país, de la cual, por cierto, queda ya poco.

Por lo visto no conocen la historia de México, del mundo y mucho menos están al tanto lo que sucede en los países donde las confesiones religiosas  no están claramente separadas del estado y tienen papeles políticos protagónicos. Nunca han sabido de el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición,  el estado confesional que afirmaba que  “única religión es la católica”, la guerra cristera. Tampoco están enterados del Ulster  donde se enfrentan dos grupos: los católicos, que quieren la unión con Irlanda y son un 40% de la población, y los protestantes, que quieren seguir formando parte del Reino Unido y son el 60%. Mucho menos saben  de Los Balcanes, Oriente Medio, subcontinente indio, El Tíbet.

No, ellos solo ven las elecciones del 2012,  la tragedia es que, sí, es posible que les funcione y eso les dé votos, pero no tendrán un país que gobernar, en lugar de eso, están sentado las bases para conflictos religiosos, que como sabemos son los más difíciles de desmontar.

Nos queda una esperanza, recientemente vimos como la  camera de senadores insistió en reformas, estas sí muy necesarias (relección de legisladores, candidaturas ciudadanas, plebiscito, consulta popular), que los diputados habían desechado. Parece que los senadores sí tienen una visión histórica nacional,  mundial y de más largo plazo.  Señores senadores les exigimos conserven esa visión histórica, corríjanle la plana a los diputados. Sus hijos, nietos y el pueblo de México se los reconocerá.

Jorge Alberto Ornelas Lizardi

Dec 16

Caos político

“Debería reconocerse que el actual caos político está relacionado con la decadencia del lenguaje y que probablemente puede efectuarse alguna mejora empezando por la parte verbal. Si simplificas tu idioma te liberas de las peores necedades de la ortodoxia. No puedes hablar ninguno de los dialectos necesarios y cuando haces un comentario estúpido, su estupidez resultará obvia, incluso a ti mismo. El lenguaje político está pensado para hacer que las mentiras suenen como verdades y el asesinato sea respetable,  para dar apariencia de solidez al puro viento. Todo esto no puede cambiarse en un momento, pero al menos puedes cambiar tus propios hábitos…”

«Politics and the English language» (1946), George Orwell en,  The Orwell reader: fiction, essays and reportage, Harcourt, Brace, jovanovich. Nueva York 1956, pp. 355-366,. 363-364.

Dec 15

Insinceridad

,m,m.m.«El gran enemigo del lenguaje es la insinceridad. Cuando hay un abismo entre tus objetivos reales y tus objetivos declarados, recurres, como por instinto, a las palabras largas y los modismos agotados, como una jibia lanzando chorritos de tinta. En nuestra época es imposible “no meterse en política”. Todos los asuntos son asuntos políticos, y la política misma es una masa de mentiras, evasiones, insensatez, odio y esquizofrenia».

«Politics and the English language» (1946), George Orwell en,  The Orwell reader: fiction, essays and reportage, Harcourt, Brace, jovanovich. Nueva York 1956, pp. 355-366,. 363-364.